Buscar

Cáncer de mama

Siempre Contigo

Cáncer de mama

Siempre Contigo

Se origina cuando las células saludables de la mama empiezan a cambiar y proliferar sin control hasta formar una masa de células que se denomina tumor. Este tumor puede ser clasificado como canceroso o benigno.

Tumores benignos

  • Se pueden quitar y por lo general no vuelven a crecer
  • No invaden los tejidos que los rodean
  • No se extienden a otras partes del cuerpo

Tumores cancerosos

  • También denominados “malignos”
  • Con frecuencia pueden quitarse, sin embargo, algunas veces vuelven a crecer
  • Pueden invadir o dañar a los órganos y tejidos cercanos
  • Se pueden extender a otras partes del cuerpo

Signos y síntomas del cáncer de mama¹

  • Nódulo mamario o engrosamiento de los tejidos
  • Cambio de tamaño, forma o apariencia de una mama
  • Cambios en la piel de la mama, como hoyos
  • Retracción reciente del pezón
  • Excoriación formación de costras o desprendimiento de la piel

Factores de riesgo¹

Etapas del cáncer de mama¹

Las etapas del cáncer de mama describen dónde se encuentra el tumor, cuánto ha crecido, si se ha diseminado y hacia dónde. El cáncer de mama que se encuentre en una etapa temprana se identifica como en etapa 0 (carcinoma in situ), continuando a etapas que van de I a IV. Por regla general, mientras más bajo sea el número, menos se ha extendido el cáncer. Un número más alto, como la etapa IV, significa una mayor propagación del cáncer.

El sistema de estadificación usado con más frecuencia es el sistema TNM del American Joint Comités on Cancer (AJCC), el cual se basa en siete piezas clave de información

T

Tamaño del tumor: ¿De qué tamaño es el cáncer? ¿Ha invadido áreas cercanas?

N

Propagación a nódulos (ganglios) linfáticos adyacentes: ¿Se ha propagado el cáncer a los ganglios linfáticos cercanos? De ser así, ¿a cuántos ganglios linfáticos?

M

Metástasis en sitios distantes: ¿Se ha extendido el cáncer a órganos (pulmones o hígado)?

RE

Estado del receptor de estrógeno: ¿Tiene el cáncer la proteína llamada receptor de estrógeno?

RP

Estado del receptor de progesterona: ¿Tiene el cáncer la proteína llamada receptor de progesterona?

HER2

¿Produce el cáncer demasiada cantidad de una proteína llamada HER 2?

H

Grado del cáncer: ¿Qué tanto las células cancerosas se parecen a las células normales?

Clasificación de las etapas del cáncer de mama²

0

Las células cancerígenas se mantienen dentro de la mama y no ocupan el tejido mamario que está próximo.

I

El tumor mide aproximadamente 2 cms o menos y uno a tres ganglios linfáticos auxiliares están invadidos de células anormales.

II

Se subdivide en etapa IIA, en la que el tumor en la mama mide entre 2 y 5 cms y uno a tres ganglios linfáticos axilares pueden estar afectados, y etapa IIB en la que el tumor en la mama mide más de 5 cms y las células anormales no han ocupado los ganglios axilares.

II

El tumor se ha propagado a la pared toráxica y/o a la piel de la mama. Incluye el cáncer de mama inflamatorio, ganglios axilares fijos o ganglios de la región mamaria afectada.

IV

El cáncer se ha propagado a órganos distantes como los huesos, el hígado, el cerebro o los pulmones.

La mama está compuesta por tejido graso, ductos, vasos sanguíneos y linfáticos, así como también por lobulillos. Estos últimos son responsables de la producción de leche durante la lactancia, la cual es transportada posteriormente hacia el pezón por medio de los ductos. El tejido graso rodea tanto a los lobulillos como a los ductos. Los vasos sanguíneos irrigan sangre desde y hacia la mama, y los vasos linfáticos transportan linfa desde la mama a pequeños órganos llamados ganglios linfáticos. Diferentes grupos de ganglios linfáticos se encuentran cerca de la mama: bajo el brazo, sobre la clavícula y en el tórax, así como en otras partes del cuerpo.

Cáncer de mama hereditario.

El cáncer de mama hereditario (genético) representa alrededor del 5-10% de todos los casos de cáncer de mama. Los dos genes mejor caracterizados son los llamados BRCA1 y BRCA2, cuyas mutaciones confieren un riesgo aumentado de tener cáncer de mama y otros tumores en edades especialmente jóvenes1.

Etapas tempranas del cáncer de mama temprano vs cáncer de mama avanzado²

Comúnmente se habla de «cáncer de mama en etapa temprana» cuando está en las etapas 0, I ó II.

Características

Las células cancerígenas se encuentran en un área limitada o están aún en el área de la mama.

Síntomas

Puede no presentar síntomas. Por ello, los controles de rutina son tan importantes para detectar el cáncer en la etapa más temprana posible.

Causas

En la mayoría de los casos, los factores de riesgo son desconocidos. Para un número pequeño de pacientes, los factores de riesgo para el desarrollo del cáncer de mama pueden incluir edad, historial familiar, ciertos genes, historial reproductivo, estilo de vida y otros factores.

En cambio, cuando el cáncer de mama ha avanzado a etapas posteriores o ha sido diagnosticado en etapas III o IV, se le llama cáncer de cáncer de mama avanzado o metastásico, respectivamente.

Características

Es considerado «avanzado» ya que en la etapa III, las células cancerígenas han ocupado, además de la mama, los ganglios linfáticos y otros tejidos cercanos. En la etapa IV, el cáncer se ha extendido a otras partes del cuerpo como los huesos o el hígado.

Síntomas

Casi no se conocen factores de riesgo que promuevan el avance de la enfermedad o la metástasis.

Causas

Los pacientes pueden sentir baja energía y un decrecimiento en su habilidad para desarrollar actividades cotidianas. Los síntomas más comunes pueden estar asociados con la ubicación de la metástasis de la enfermedad, como el dolor de huesos.

Además de un examen físico general, el médico podría utilizar diferentes pruebas para diagnosticar el cáncer de mama para determinar la etapa en la que se encuentra y saber qué tipo de tumor es.

Con frecuencia se recomiendan algunas pruebas de sangre para investigar la causa de los síntomas como fatiga, debilidad, fiebre, hematomas o pérdida de peso. Existen también pruebas de sangre que miden los niveles de diferentes sustancias en la sangre y otros que son denominados marcadores tumorales, que pueden indicar el sitio del cuerpo al que se ha extendido el tumor.

  • Mamografía: Es una radiografía de la mama empleada para descubrir algo fuera de lo habitual que no se percibe al tacto. La mamografía se utiliza para detectar cáncer de mama.
  • Ecografía mamaria: Imágenes de estructuras profundas del cuerpo producidas a través de ondas sonoras. La ecografía puede usarse para determinar si un nódulo mamario es una masa sólida o un quiste lleno de líquido.
  • Imágenes mamarias por resonancia magnética: El equipo de resonancia magnética usa un imán y ondas de radio para producir imágenes del interior de las mamas. Antes de la resonancia magnética de mamas, se le aplica al paciente una inyección de un tinte. A diferencia de otros tipos de pruebas de diagnóstico por imágenes, la resonancia magnética no usa radiación para crear las imágenes.

La biopsia es la única prueba definitiva para hacer un diagnóstico de cáncer de mama. En esta, el médico usa una aguja especializada guiada por radiografía u otra prueba de diagnóstico por imágenes para extraer una muestra de células del área sospechosa. Con frecuencia se deja un pequeño marcador metálico en el sitio dentro de la mama para poder identificar el área con mayor facilidad en pruebas de diagnóstico por imágenes futuras.

Las muestras de la biopsia se envían al laboratorio para que los expertos las analicen y determinen si las células son cancerosas. Una muestra de biopsia también se analiza para determinar el tipo de células involucradas en el cáncer de mama, la agresividad (grado) del cáncer, y si las células cancerosas tienen receptores hormonales u otros receptores que puedan influir en las opciones de tratamiento.

Si el médico sospecha que el cáncer pudo haberse propagado a otras partes de su cuerpo, será necesario realizar más pruebas como: radiografías de tórax, tomografías computadas, cintigrama óseo o imágenes por resonancia magnética.

El cáncer de mama durante el embarazo no es común. Sin embargo, si se detecta alguna protuberancia o algún cambio inusual en las mamas, es importante consultar al médico de inmediato.

Conocer lo más que pueda sobre su cáncer de mama le ayudará a trabajar mejor con su médico para optimizar el tratamiento. El tipo de cáncer de mama es determinado por la composición genética del tumor. Al identificarla, el médico puede definir el tipo de cáncer y qué tratamientos son los más adecuados.

El estado del receptor hormonal (RH) y el receptor 2 de factor de crecimiento epidérmico humano (HER2) define algunos de los tipos más comunes de cáncer de mama. RH y HER2 pueden estar presentes o ser positivos (RH+, HER2+), o estar ausentes o ser negativos (RH-, HER2) . Dependiendo del estado de estos componentes, el cáncer puede tratarse de manera distinta.

HER2+ / RH+

Si el cáncer de mama es HER2+ significa que el tumor ha dado positivo en cuanto a la proteína HER2 que promueve el crecimiento de las células cancerígenas. Esto ocurre en 1 de cada 5 casos de cáncer de mama, cuando las células cancerígenas generan un exceso de HER2 debido a una mutación genética.

Cuando el cáncer de mama es de tipo RH+, el cáncer puede tratarse con terapias hormonales que bloquean las hormonas de las células cancerígenas. El cáncer HER2+ tiende a tener una menor respuesta al tratamiento hormonal. Esto se debe a que el cáncer de mama HER2+ tiende a ser más agresivo que otros tipos de cáncer de mama. Sin embargo, los tratamientos pueden ser eficaces.

HER2- / RH+

EI cáncer de mama RH+ y HER2- es la forma más común, representando más del 70% de todos los cánceres de mama.

El cáncer RH+ generalmente se trata inicialmente con terapias hormonales, que ayudan a detener el crecimiento del tumor, impidiendo que las células cancerígenas obtengan el estrógeno que necesitan para crecer. Estos tumores tienen menos probabilidades de reaparecer que los tumores RH- durante los primeros 5 años después del diagnóstico. Sin embargo, en ocasiones el cáncer supera el tratamiento y se vuelve resistente a la terapia hormonal.

HER2+ / RH-

Los cánceres de mama RH- y HER2+ son característicos del cáncer de mama inflamatorio (CMI), que tienden a ser diagnosticados inicialmente como avanzados. La mayoría de los CMI se desarrollan a partir de células que envuelven los conductos lácteos de la mama y luego ocupan otros tejidos cercanos.

Los cánceres de mama RH- no responden a las terapias hormonales, y los tumores HER2+ tienden a ser más agresivos. Por lo tanto, los CMI a menudo se tratan con diferentes tratamientos como la quimioterapia y terapias dirigidas a eliminar el HER2+.

HER2- / RH-

A los cánceres de mama RH- y HER2- se les denomina cáncer de mama triple negativo (CMTN), que tienden a representar entre un 15% y un 20% de todos los cánceres de mama. Cualquier persona puede tener este tipo de cáncer de mama, pero las investigaciones muestran que ocurre más a menudo en mujeres más jóvenes, mujeres afroamericanas y mujeres que tienen la mutación BRCA1.

Los tumores triples negativos pueden ser agresivos y pueden tener un pronóstico más desfavorable (al menos dentro de los primeros 5 años después del diagnóstico) en comparación con las formas RH+ de la enfermedad. El CMTN se trata a menudo con alguna combinación de cirugía, radioterapia y quimioterapia. Estos tumores no pueden tratarse con terapias hormonales ni terapias dirigidas a combatir el HER2 debido a que son RH- y HER2-.

El cáncer de mama durante el embarazo no es común. Sin embargo, si se detecta alguna protuberancia o algún cambio inusual en las mamas, es importante consultar al médico de inmediato.

Consejos para cuidarte del cáncer de mama⁴

Ponga su salud antes que todo, optando por mejores hábitos de cuidado, evitando el cigarrillo, controlando el peso, haciendo ejercicio, moderando el consumo de alcohol y alimentándose de manera saludable.

Agende visitas médicas periódicamente o cuando tenga dudas. Es importante que el médico le realice el examen físico de las mamas, así como el control ginecológico de rutina.

Hágase la mamografía una vez al año después de los 40 y hasta los 74 años. Es un examen sencillo, no invasivo, dura pocos minutos y detecta lesiones que todavía no pueden palparse. Esta detección precoz permite diagnosticar tempranamente el cáncer de mama y favorece el éxito de los tratamientos.

Si tiene entre 30 y 40 años, hable con su médico sobre la posibilidad de realizarte una ecografía mamaria. Según chileatiende.gob.cl, todas las mujeres entre 50 y 69 años tienen derecho a una mamografía gratis cada 3 años para detectar el cáncer de mama.

El autoexamen le permite conocer sus mamas para descubrir al tacto o a la vista algo fuera de lo habitual. Le sugerimos practicarlo todos los meses a partir de los 20 años, 10 días después de menstruar. Si no menstrua, elija un día y repítalo todos los meses. El autoexamen mamario es sólo un complemento de su consulta al médico y de la mamografía anual.

AG2309204583

Consejos de Bienestar

Tu privacidad es importante para nosotros.

Este sitio web tiene la intención de utilizar cookies para mejorar el sitio y su experiencia. Al continuar navegando por el sitio, acepta nuestro uso de cookies.